Recitaciones para la tarde · Evening recitations

Versos Sobre Las Benditas Victorias Del Buddha
Verses On The Blessed Victories Of The Buddha

Bāhuṃ sahassam abhinimmita-sāvudhantaṃ Girimekhalaṃ udita-ghora-sasena-māraṃ Dānādidhammavidhinā jitavāmunindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

Creando miles de manos llenas de armas estaba Māra sentado en el ruidoso y feroz elefante Girimekhala. [Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], venció a Māra y sus huestes por medio de la generosidad y otros principios del Dhamma. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Mārātirekam abhiyujjhita-sabbarattiṃ ghoraṃ pan’ āḷavaka-makkham-athaddha-yakkhaṃ Khantīsudantavidhinā jitavā munindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

Más peligroso que Māra era el rebelde y testarudo demonio Alavaka, quien luchó durante toda la noche contra el Buddha. [Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], le venció por medio de la aceptación y el autocontrol. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Nāḷāgiriṃ gajavaraṃ atimattabhūtaṃ dāvaggicakkam asaniva sudārunantaṃ Mettambuseka-vidhinā jitavā munindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

El gran elefante Nalagiri estaba enloquecido y fuera de sí como un bosque en llamas, furioso como un rayo. [Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], le venció irradiando las aguas de la benevolencia. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Ukkhitta-khaggam-atihattha sudārunantaṃ Dhāvantiyojanapathangulimālavantaṃ Iddhībhisaṅkhata-mano jitavā munindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

El malvado Angulimala corrió con una espada amenazante una distancia de tres leguas. [Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], le venció desplegando sus poderes mentales. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Katvāna kattham udaraṃ iva gabbhinīyā kiñcāya duttha-vacanaṃ jana-kāya-majjhe Santenasomavidhinā jitavā munindotantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

Con la tripa rodeada de rábanos para aparentar que estaba embarazada, Cinca acusó falsamente [al Buddha] en medio de un grupo de gente. [Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], le venció pacificamente con amabilidad. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Saccaṃ vihāya mati-saccaka-vādaketuṃ Vādābhiro pi tamanaṃ ati-andhabhūtaṃ Paññāpadīpajalito jitavā munindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

El orgulloso Saccaka, ignorante de la verdad, quería debatir confundido por sus propios argumentos. [Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], le venció encendiendo la lámpara de la sabiduría. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Nandopananda-bhujagaṃ vibudhaṃ mahiddhiṃ Puttena thera-bhujagena damāpayanto Indhūpadesa-vidhinā jitavā munindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

La astuta y poderosa serpiente Nandopananda, fue vencida por su venerable discípulo [Moggallana], quien domesticó a la serpiente con el fuego de su enseñanza.Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Duggāha-ditthi-bhujagena sudattha-hatthaṃ brahmaṃ visuddhi jutim iddhibakābhidhānaṃ Ñānāgadena vidhinā jitavā munindo tantejasā bhavatu te (me) jayamaṅgalāni.

El puro, radiante, majestuoso Brahmā llamado Baka fue mordido en la mano por la serpiente de las opiniones perjudiciales,[Pero] el jefe de los sabios [el Buddha], le venció con la medicina de la sabiduría. Que, por este poder glorioso [del Buddha y el Dhamma], seamos felices y tengamos éxito.

Etā pi buddha-jaya-maṅgala-attha-gāthā yo vāca no dinadine sarate matandī hitvāna ´neka-vividhā nicupaddavā ni mokkhaṃ sukhaṃ adhigameyya naro sapañño.

La persona sabia que fielmente recuerde y recite diariamente estos ocho versos de las felices victorias del Buddhasuperará múltiples y diversos problemas y adversidades, y alcanzará la felicidad de la liberación.